Diario de un músico 53. La Yenka.

 

“A la derecha, a la izquierda, al centro y pa dentro”. Así brindábamos en este país cuando París era una fiesta, o sea cuando esto era una bacanal. Si uno contara las “fiestas” que ha visto subvencionadas por delante de la mesa de trabajo... se me caería la cara de vergüenza, pero estábamos en otra onda, todo era de color de rosa, esperando que alguien dijera aquello de “el último que pague”.
Ahora ese grito de guerra en los brindis se torna en crujir de dientes y en pánico. Entre el barbas de Madrid, “Rajo” para los amigos, y sus consejos de ministros de los viernes que son un susto. Ojo al señor Wert, inspirado en sus comentarios el de Educación y Cultura, al que tal vez le falte bastante de ambas cosas. Y los nuevos “barberos de Sevilla” de la Junta con Pepe a la “Greña” a la cabeza, acabo de leer que los recortes que venían de Madrid ahora desde Sevilla también y olé, que siga la fiesta, pero que paguen los de siempre. Así que sírvanme fría la cerveza y la pomada, y a aguantar la sangría en el ojo del huracán. Siempre nos quedará París decían en una película, tal vez ante tamaños recortes a izquierda y derecha, nos queda ventosear, por el ojo de nuestros culos a esta gentuza de la Política, la Banca, y el pelotazo generalizado, y que dejen de una puñetera vez todos de echarse la culpa, cuando la culpa es de todos. Tanto botó la pelota, que el pelotazo nos ha dado de lleno entre las piernas...
No estoy indignado, joder, ese estadio es demasiado manso para mí, estoy literalmente cabreado con Rajoy, con Griñán, con Bankia, con la prima de riesgo, con las Cajas, con los desmanes, y con tanta mierda. Y no puedo, por mas que intento, apagar el ventilador... así estamos con el riesgo de que nos vayamos a tomar por saco todos salpicados de heces. Nadie se acordaba del ladrillo, de los bancos, de la indignación del sistema capitalista cuando todo era una bomba, la bomba. Estuvimos años, ji ji, ja ja, y ahora todos los días te levantas con un susto... En fin, soy funcionario por oposición, nadie me colocó a dedo, no tuve esa suerte o desgracia. Cuando muchos se llenaban el taco, yo era un pringaillo que estudiaba para tener un trabajo seguro que me permitiera complementar mi vida con mi gran pasión, la música. Hoy leo que los funcionarios públicos andaluces verán recortado su sueldo entre un 5 y un 15%.
Soy solidario con la sociedad y no me importa cuando en la pirámide, desde arriba se da ejemplo. Pero ¡coño!, cuando todo era una fiesta nosotros no lo notamos, y ahora que esto es un despropósito somos los primeros a los que nos dan un apretón de huevos. Así que empieza el baile de los proscritos con algo tan patético como la yenka, y joder duele tela marinera cuando te la están metiendo a izquierda, izquierda, a derecha derecha, adelante y detrás un dos tres...
ANTONIO ÁLVAREZ

Blog

  • Prev
En estos tiempos locos por desatar todo, mas que por atar. Por estar más pendiente del que hay al otro lado de la red, que de dar un buenos días. Es curioso, estaba el otro día en la tienda de ...
(Publicado en la Voz de Almería el lunes 1 de julio de 2013)   UNA PEQUEÑA AYUDA DE LOS AMIGOS MANOLO EL VOLTIOS   En el impasse de un día, en 24 horas, dos noticias sobre ...
 Nuevo trabajo de César Maldonado EL ZAGUÁN   Cada cierto tiempo se lee en la red o en prensa una nueva convocatoria para seleccionar la palabra más bella. Eso es imposible, porque la ...
Busque, compare, y si encuentra algo mejor: ¡cómprelo! Con esa cantinela en los años ochenta un anuncio (spot) publicitario del detergente Colón hizo mella, creó escuela, y dio en la diana del ...
  Al año justo del Tsunami que arrasó las costas japonesas, aparecen en las costas de Alaska desechos y restos de la catástrofe, y es que las corrientes de un océano al que se le tildó de ...
  Hoy que estoy algo empanado voy a poner pies en polvorosa, miel sobre hojuelas y la palma de mis manos desnudas sobre la tierra, como un agricultor. Gritaría, sí, pero mi voz anda cascada ...
  “A la derecha, a la izquierda, al centro y pa dentro”. Así brindábamos en este país cuando París era una fiesta, o sea cuando esto era una bacanal. Si uno contara las ...
  Contra lo que muchos piensan, la confesión mayoritaria de este país no se santigua ante un crucifijo, el icono es de cuero, redondo y adormece a las masas con afán redentor, la resurrección ...
  Los aficionados al aeromodelismo están de enhorabuena en España. Tenemos tantos aeropuertos donde en sus pistas crece el esparto, aunque debiera crecer la mandrágora si algún responsable se ...
Todos los trabajos son respetables, sin ningún lugar a dudas. Pero miren por donde, pienso (luego insisto, lo de existir se supone) que algunos tienen más enjundia: ser minero más que político, ser ...