Blog

Acordes y desacuerdos nº 4: "Zaguán"

 Nuevo trabajo de César Maldonado

EL ZAGUÁN
 
Cada cierto tiempo se lee en la red o en prensa una nueva convocatoria para seleccionar la palabra más bella. Eso es imposible, porque la belleza abarca todo y nada, muchos todos y la nada absoluta. Sí es cierto que hay palabras que intrínsecamente destilan belleza, por su sonoridad o porque la invocan con su significado. Son como un brebaje bebido pausadamente que al leerlas  atenúan las penas, invitan al reposo, al arte de escuchar y conversar,  y al verso y su reverso ideal, la música.
Según el diccionario de la lengua española de la RAE, zaguán es "un espacio cubierto situado dentro de una casa, que sirve de entrada a ella y está inmediato a la puerta de la calle". El Zaguán en Almería está céntrico, ubicado en calle San Leonardo 40. Ahora se viste con espuma bajo el nombre de cervecería internacional, gajes del negocio, pero sigue siendo desde décadas punto de encuentro, referente, espacio sin mas donde enarbolar banderas perdedoras y pasiones ganadoras, banderines poéticos siempre bellos. Como otros tantos sitios que apuestan por la cultura, La Guajira o el Clasijazz, estoy convencido que alguna vez se deberá homenajear a estos espacios que bajo el esfuerzo privado o asociativo apuestan por ofrecer una respuesta al anquilosamiento de las programaciones políticamente correctas,  sumisas o  amistosas.  Fue en  la Francia post guerra mundial donde nació el concepto de cultura  totalmente controlada por el poder otorgándole la bendición del Ministerio. Sin llegar a anatematizar lo público, Dios me libre, sí creo que la iniciativa cultural individual, asociativa o empresarial debiera estar mucho mas auspiciada, porque ahí se crea trabajo, cantera y rodaje para el principiante y el veterano, y no se cae tanto por los poderes en errores de bulto: artista converso o adverso, cejijunto o no. Al frente del Zaguán Alfredo, sempiterno, alguien y es justo reconocerlo, que  siempre me ha echado un cable ante el silencio o el desprecio de otros espacios cuyo nombre prefiero no acordarme. En mis diversos divertimentos, su local ha estado a mi disposición y me consta  que no soy el único afortunado. 
Al Zaguán entré de la la mano hace años de un joven cantautor almeriense, César Maldonado. Allí me codeé con ánimas cantautoriles en una época de desapego del rock para mí y acercamiento a otros ámbitos. César presentó el pasado cuatro de julio su nuevo cd elaborado a la vuelta tras varios años alejado de las tablas, y su nombre es "Zaguán", toda una declaración para alguien que siempre reconoce en ese local casi su segunda casa. Confieso que no he escuchado el disco entero, pero sí tuve el privilegio hace unos meses de palpar algunos temas por el propio autor en algún que otro evento, y también en esqueleto las primeras pistas de algunos cortes gracias a que ambos hemos compartido músicos: Carlos López o los hermanos De Haro en nuestros respectivos últimos trabajos. Me cuentan que en el lleno rebosante de la presentación, esa noche espacio y tiempo jugaron al ajedrez en una partida en la que los movimientos ganadores se construyeron con espléndidas canciones. Así pues a César lo que es del César: El Zaguán.
 
 
ANTONIO ÁLVAREZ
Músico 
 

DIARIO DE UN MUSICO 82: "SEXY SADIE"

 82. DIARIO DE UN MÚSICO: SEXY SADIE

 
 
Aunque parezca mentira, llevaba  más de dos meses sin coger la guitarra en casa. Tras la muerte de mi padre, a las dos semanas tuve un arrebato, escribí un puñado de canciones que andan macerando en el cajón de los sueños esperando su tiempo, su repaso, retoque, crecimiento, su luz... En boceto y perfiladas están, y me gustan como proyecto de trabajo, pero son las propias canciones las que siempre mandan y marcan sus tiempos y tu ánimo. Sucedió en un arrebato compositivo a final de abril, vital: la simple necesidad de cantar  lo que se pierde, y a quien se pierde, o de combatir el desánimo. Es curioso, pero la mayoría de esos 6 o 7 bocetos tienden a cantar el lado optimista de la vida, a buscar rendijas por donde respirar cuando la tristeza instala su tienda de campaña en tu puerta...
 
Desde entonces, en casa era incapaz de rasguear seis cuerdas en soledad. Solo me embebía en los ensayos con Piccolíssima de su vibración,  y en los  conciertos que desde abril he podido dar en las diversas formaciones. Pero desde hace unos días todo esto ha cambiado, no mucho, pero algo. Llevo tres noches que tras la cena  mi guitarra acústica busca la noche. Salgo al balcón y muy flojito, en petit comité, empiezo a divagar, a volar, sin nada premeditado, lo primero que se me pasa por la cabeza lo mezclo con lo que mis dedos quieren tocar: blues. Me atasco y desatasco, pero como una pequeña mariposa nocturna las notas vibran como alas mi ser. Antes de anoche, empecé a tocar el Cumpleaños de los Beatles, y sin darme cuenta, toqué de corrido las 7 canciones de la cara tercera del White Album. Mi memoria las dictaba y mis manos buscaban los acordes a tientas, de oído, no se si en el tono correcto, pero fluían en el error y en el recuerdo de un doble vinilo que compré allá por el año 81-82, gracias a la inestimable contribución asegurada de los Reyes Magos,  con doce añitos y tanto por descubrir a mis oídos. Lo curioso es que alguna de esas canciones nunca las había tocado o insinuado , tal es el caso de Sexy Sadie. Le dí vueltas y vueltas a esa canción, a esa rueda de acordes hipnótica, puro Lennon en estado de gracia. Y me hizo sentir tan bien que prometo repetir.
 
ANTONIO ÁLVAREZ
 
Canción: Sexy Sadie (The Beatles)
 

Acordes y desacuerdos nº 2: "Manolo el Voltios"

(Publicado en la Voz de Almería el lunes 1 de julio de 2013)

 

UNA PEQUEÑA AYUDA DE LOS AMIGOS

MANOLO EL VOLTIOS

 

En el impasse de un día, en 24 horas, dos noticias sobre personas conocidas, cercanas, no amigas con mayúsculas pero queridas, me han puesto la mosca tras la oreja. A una primera, porque sin comerlo ni beberlo, y tal vez por un exceso de confianza por su parte en quienes le rodeaban, se le ha manchado un expediente que será complejo limpiar. Es fácil enchufar el ventilador, y que la basura salpique a muchos para no saber dónde nace la cloaca,  y es más fácil disparar a quemarropa cuando los que apuntan son otros y sus intereses, los autores mediatos: esos que aún hacen más gris la sombra donde se alojan. Frenar balas con la lentitud de la Justicia, hace que la mancha se extienda: con lo que el descrédito se instala, pero no queda otra que confiar en ella, y en el tiempo de la razón hurtada.

 

La segunda persona es Manolo, Manolo el Voltios. Gerente de uno de esos cruces de caminos: Mundo Musical Almería, que entre los músicos almerienses, aficionados, y compradores de sueños ha sido y es: ¿qué no son sino fábricas de sueños los instrumentos musicales? ¿Quién no ha comprado en la tienda del Voltios algo, o ha escuchado sus consejos musicales en el páramo musical que Almería siempre fue? Con ese punto de genio en su universo particular, donde la mente siempre iba más rápida que la conversación o el consejo; oriundo de Benahadux (pueblo hermano, pero rival de mi Pechina natal), ir a comprar a su tienda era echar la tarde, sin prisa, porque no solo se compraba, se aprendía y hablaba de música, de técnica, de las bandas primigenias y pioneras en el pop rock en los sesenta y setenta almerienses, del mundo peculiar de las orquestas (el lado menos amable y mas sacrificado de la música), de los Pink Floyd, los Beatles, Santana o Duke Ellington... Allí empecé a cruzarme con personas con las que al tiempo el camino nos deparó escenarios, proyectos o saludos cómplices. Experiencia, conocimiento, y una forma de vender donde la confianza no daba asco: ese era su secreto. Y no sabría decir si le sería rentable regalar su tiempo, lo que si se es que escuchar a Manolo siempre fue y es una lección magistral. Me llegan noticias a mi atalaya de que los gozos de este maestro andan en pozos oscuros: económicos, vitales, familiares, ¿musicales? Desde aquí mi abrazo, ánimo y reconocimiento a la persona que me vendió aparatos para crear sueños, y uno en concreto especial: la Fender Stratocaster que durante años suspiraba y me compré con mis primeros sueldos fijos, donde se unían los sueños inalcanzables de Slow Hand y Hendrix. Bellos sueños de traste y mástil al fin y al cabo en una Almería pretérita, que no mide el tiempo y el trato con algunos de sus hijos como tal vez debiera ser.

DIARIO DE UN MÚSICO 81. BRASIL.

 Menos samba e mais trabalhar, menos samba e mais trabalhar... Eso, esa expresión fue una de las frases más famosas que un joven ex payaso de tele metido a Benny Hill, Emilio Aragón, se sacó de la manga hace muchos años en un gag donde el humor absurdo se vestía de samba. Desde un balcón un aspirante a dictador la decía, pero con tanto ritmo que al final el discurso y la arenga acababa en  desparrame y en risa tonta, la mejor tal vez.

            El mundo está de fiesta, siempre,  pero la verdad la orgía la paga un montante demasiado alto de población, la mayoría del planeta. Brasil, que es un gran país en todos los aspectos por geografía, población, materias primas, música, fútbol, y Naturaleza, y por tener en su corazón el pulmón de la tierra hacen de su paisaje y paisanaje unico y especial. Brasil se ha echado a la calle estas semanas, no por la copa confederaciones, no por el carnaval, ni por ganar un mundial de fútbol, sino porque la fiesta, los fastos deportivos, la que se les avecina y se les viene encima empieza a pasar factura a la población antes del primer sorbo de caipirinha o del meneo de cintura a ritmo sin freno. El coste del despiporre en este país emergente, que debiera ser rico en todos los aspectos, pero que no lo es en muchos, y en el que la sociedad está polarizada entre muy ricos y  muy pobres (de verdad) hace que ante la manifiesta ausencia de una voluminosa clase media que sostenga la bandera del crecimiento, y ante la subida en el precio de numerosa mercadería y servicios,  la efervescencia y felicidad por los acontecimientos (Mundial, Olimpiada) pueda ser pan para cuatro años y  hambre y mas endeudamiento para el futuro.

            Desde que Lula accedió al poder, un nuevo talante desde de la óptica progresista parece que  puso a Brasil en el camino de la disminución de las grietas entre clases sociales. A pesar de la corrupción  y los desmanes, las intenciones de este estadista eran buenas, sin caer en el populismo desmesurado y la seudo dictadura de algunos de sus vecinos latinoamericanos. El mundo entero puso los ojos ante un Brasil que no vendía estereotipos. Esperemos que el disgusto social ponga algo de sentido común en su presidenta, y el impulso de toda la obra que se está levantando en aquel país sea los cimientos de un estado mas justo e igualitario, por el bien de un gran país que trabaja a ritmo de samba, creativo por naturaleza.

 

ANTONIO ÁLVAREZ

Canción "So danço Samba". Tom Jobim (Antonio Carlos Jobim)

Blog

  • Prev
En estos tiempos locos por desatar todo, mas que por atar. Por estar más pendiente del que hay al otro lado de la red, que de dar un buenos días. Es curioso, estaba el otro día en la tienda de ...
(Publicado en la Voz de Almería el lunes 1 de julio de 2013)   UNA PEQUEÑA AYUDA DE LOS AMIGOS MANOLO EL VOLTIOS   En el impasse de un día, en 24 horas, dos noticias sobre ...
 Nuevo trabajo de César Maldonado EL ZAGUÁN   Cada cierto tiempo se lee en la red o en prensa una nueva convocatoria para seleccionar la palabra más bella. Eso es imposible, porque la ...
Busque, compare, y si encuentra algo mejor: ¡cómprelo! Con esa cantinela en los años ochenta un anuncio (spot) publicitario del detergente Colón hizo mella, creó escuela, y dio en la diana del ...
  Al año justo del Tsunami que arrasó las costas japonesas, aparecen en las costas de Alaska desechos y restos de la catástrofe, y es que las corrientes de un océano al que se le tildó de ...
  Hoy que estoy algo empanado voy a poner pies en polvorosa, miel sobre hojuelas y la palma de mis manos desnudas sobre la tierra, como un agricultor. Gritaría, sí, pero mi voz anda cascada ...
  “A la derecha, a la izquierda, al centro y pa dentro”. Así brindábamos en este país cuando París era una fiesta, o sea cuando esto era una bacanal. Si uno contara las ...
  Contra lo que muchos piensan, la confesión mayoritaria de este país no se santigua ante un crucifijo, el icono es de cuero, redondo y adormece a las masas con afán redentor, la resurrección ...
  Los aficionados al aeromodelismo están de enhorabuena en España. Tenemos tantos aeropuertos donde en sus pistas crece el esparto, aunque debiera crecer la mandrágora si algún responsable se ...
Todos los trabajos son respetables, sin ningún lugar a dudas. Pero miren por donde, pienso (luego insisto, lo de existir se supone) que algunos tienen más enjundia: ser minero más que político, ser ...